lunes, 18 de octubre de 2010

RICHARD STRAUSS: ZUEIGNUNG (DEDICATORIA)

En esta canción un hombre le da las gracias a su amada por haberlo redimido y salvado, no se sabe muy bien de qué. El poema que sirve de texto no parece gran cosa, pero la música es una joya por su concentración dramática: en poco menos de dos minutos va creciendo con una progresión imponente, hasta llegar a ese fervoroso "Habe dank!" ("te doy las gracias") final.

Os pongo una versión con acompañamiento pianístico (un tenor muy bueno que va a cantar en El Maestranza el viernes 22 de octubre, precisamente un recital de Lieder de Schubert y Strauss) y otra de Jessye Norman con orquesta, esta última realmente impresionante.

Texto de Hermann von Gilm Rosenegg "Letzte Blätter" (1812 - 1864)

Ja, du weißt es, teure Seele,
daß ich, fern von dir, mich quäle,
Liebe macht die Herzen krank,
habe Dank!

Einst hielt ich, der Freiheit Zecher,
hold den Amethysten Becher
und du segnetest den Trank,
habe Dank!

Und beschworst darin die Bösen,
bis ich, was ich nie gewesen,
heilig, heilig an's Herz dir sank,
habe Dank!

DEDICATORIA

Sí, tú sabes, alma querida,
que lejos de ti me atormento,
el amor enferma los corazones.
¡Te doy gracias!

Una vez, invitado a beber,
sostuve en alto la copa de amatista
y tú bendijiste la bebida.
¡Te doy gracias!

Y allí dentro conjurarse a los malignos
hasta que yo, lo que nunca fuera,
santo, santo, caí sobre tu corazón.
¡Te doy gracias!




No hay comentarios:

Publicar un comentario