sábado, 13 de noviembre de 2010

DANNY BOY

Esta canción es casi un himno extraoficial para los irlandeses y tiene una historia bastante complicada sobre la que han corrido ríos de tinta. De manera muy resumida: la letra es de un inglés llamado Frederick Weatherley, el cual, en un golpe de perspicacia y buen olfato (era abogado), tuvo la idea de sustituir la melodía que él mismo había compuesto sin el menor éxito por otra que le pareció más adecuada, la de un tema tradicional irlandés titulado "Londonderry Air" que había llegado a conocer por casualidad. El resultado fue que una letra y una melodía que en origen eran totalmente ajenas la una a la otra encajaron a la perfección y se convirtieron en una canción de enorme popularidad, impregnada además de unas connotaciones patrióticas muy alejadas de la intención original. Esto ocurrió en las dos primeras décadas del S. XX, pero de ese tipo de préstamos, mezclas, adaptaciones y casualidades está llena la historia de la música.

El texto también tiene sus misterios: a simple vista lo pondríamos en boca de una chica que se despide de su amado, pero hay quien sostiene que se trata de otro tipo de escena muy habitual en aquellas tierras: un padre le dice adiós a su hijo en el momento de partir éste hacia la guerra o a otro país (la emigración irlandesa fue tan grande durante el siglo XIX que recibió el nombre de "Irish Diaspora"; se calcula que a finales de ese siglo dos de cada cinco irlandeses vivían en el extranjero); sea cual sea la intención original, ha sido interpretada indistintamente por voces femeninas y masculinas (entre estas últimas Elvis Presley, Bing Crosby, Sam Cooke, Harry Belafonte...).

La estructura es bastante sencilla, cuatro estrofas con alternancia de dos temas (A-B-A-B); en las impares el carácter es más bien moderado y sombrío, en las pares va subiendo la intensidad entre el primer verso y el tercero, para descender en el último.

Una breve introducción a las tres versiones que traemos aquí:

1- Versión para voz y piano a cargo del barítono Thomas Quasthoff (al que podéis ver en directo en el Lied de Schubert "Der Leiermann", en la sección correspondiente). Magníficas cualidades vocales, timbre redondo y pleno, interpretación fiel al original, sin grandes cambios de una estrofa a otra. Toda la emoción se concentra en la capacidad de matización de la voz.

2- Versión para banda de instrumentos de viento, perteneciente a la película "Brassed Off" ("Tocando el viento"), que analizamos el curso pasado en el tema de "Música de cine". La acción transcurre en un pueblo minero de Yorkshire enfrentado a la política de cierre de minas del gobierno británico (un contexto no muy diferente del de la película "Billy Elliot"). Vemos al director de la banda, Danny, ingresado en un hospital por una grave enfermedad relacionada con el trabajo en la mina; es de noche; de pronto empiezan a oírse vagamente lo sones de "Danny Boy" en la calle; la doctora reacciona diciendo que los va a hacer callar enseguida, a lo que el enfermo responde que ni se le ocurra. Los planos van pasando de la habitación a la calle (el sonido se hace más claramente perceptible en ese segundo escenario) y nos muestran las dificultades que han tenido que superar los músicos para estar allí: uno de ellos, hijo del director, que en una escena anterior se había intentado suicidar, presenta un estado físico lamentable; otro (Ewan McGregor) ha tenido que empeñar su trompa y se limita a silbar la melodía. Cuando la doctora, preocupada por la reacción de su paciente, le toma el pulso, él le comenta que siempre se le dispara con esa canción. Todos esos detalles contribuyen a incrementar el tono emotivo de la escena, en complicidad infalible con la música, que establece un emocionante crescendo de principio a fin.

3- Versión del saxofonista Ben Webster. Un clásico del jazz con más de 55 años a sus espaldas; Webster, un soberbio especialista en baladas que gustaba de hacer vibrar la boquilla para darle un toque más íntimo y sensual a sus interpretaciones, diferencia las cuatro estrofas con un impresionante sentido del clímax: sonido apagado, emisión muy "soplada" y escasez de ornamentos en las dos primeras, progresiva introducción de variaciones en la tercera y cuarta, cada vez más distantes del original, subida gradual a un registro más agudo y poderoso que permite el descenso conclusivo final. El acompañamiento de piano, bajo y batería se queda siempre en un discreto segundo plano, dándole todo el protagonismo a la linea cantabile del saxofón.

(Algunos recordaréis que "Danny Boy" suena también en una escena de la película "Muerte entre las flores" (Miller's Crossing) que analizamos hace dos cursos en Música de Cine: un par de asesinos a sueldo entran de noche en una casa para matar a un mafioso sesentón que está oyendo en un gramófono una interpretación casi operística de esta canción. La duración real de la grabación coincide con la de la escena, en la que los dos matones suben sigilosamente las escaleras después de cargarse al guardaespaldas y están a punto de ametrallar al personaje encarnado por Albert Finney, que se escapa por los pelos porque percibe el olor a quemado que viene de la planta baja y consigue en pocos minutos dispararle a uno de ellos desde debajo de la cama, hacerse con la ametralladora, saltar por la ventana, acribillar desde el jardín al segundo matón y finalmente liquidar a dos cómplices que aparecen en un coche).

Oh, Danny boy, the pipes, the pipes are calling
Ay, Daniel, las gaitas llaman
From glen to glen, and down the mountain side.
por las cañadas, ladera abajo.
The summer's gone, and all the roses falling,
Se fue el verano, las rosas mueren,
It's you, it's you must go and I must bide.
y ahora debes irte y yo he de quedarme.

But come ye back when summer's in the meadow,
Pero vuelve cuando en el prado sea verano
Or when the valley's hushed and white with snow,
o cuando el valle en silencio se cubra de nieve,
It's I'll be here in sunshine or in shadow,—
aquí estaré, con sol o entre las sombras,
Oh, Danny boy, O Danny boy, I love you so!
¡Ay, Daniel, cuánto te quiero!

But when ye come, and all the flowers are dying,
Cuando regreses y estén las flores mustias,
If I am dead, as dead I well may be,
si yo hubiera muerto, como es bien probable,
Ye'll come and find the place where I am lying,
encontrarás el lugar donde esté mi tumba
And kneel and say an Avè there for me.
y entonarás de rodillas una oración por mí.

And I shall hear, though soft you tread above me,
Y yo te oiré, por leve que sea tu paso,
And all my grave will warmer, sweeter be,
y mi tumba se caldeará y aliviará
For you will bend and tell me that you love me,
cuando te inclines y me digas que me quieres,
And I shall sleep in peace until you come to me!
y dormiré en paz hasta que vengas conmigo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario